Tu restaurante es parte de la solución

En España 2 de cada 3 trabajadores comen de lunes a viernes en establecimientos de restauración. Esto hace que crezca la preocupación por la oferta actual de alimentación en la hostelería. Tal y como corroboran los estudios, cuidar la alimentación cada día es vital, junto a otros hábitos de vida saludable, para evitar enfermedades como la obesidad, diabetes tipo 2 o los trastornos cardiovasculares.

Desde la Fundación Española de Dietistas Nutricionistas y Edenred, te dejamos algunas recomendaciones a aplicar en la elaboración de tu menú diario y ofrecer a tus usuarios una alimentación equilibrada y saludable:

Primeros platos

  • Al menos un tercio de los primeros platos tendrán como base verduras u hortalizas.
  • Dos veces por semana, el menú debería incluir legumbres cocinadas con alimentos de origen vegetal (verduras, hortalizas, arroz, etc).

Segundos platos

  • Deberá existir una opción siempre de pescado + una de carne blanca (pollo, pavo, conejo, etc) o una opción de huevos.
  • Sustituye o da la opción de elegir verduras o ensaladas para las guarniciones.

Preparaciones culinarias

  • Utiliza aceite de oliva virgen para los aderezos.
  • Evita la adición de gran cantidad de grasa (cremas, manteca, margarinas, mantequillas o una gran cantidad de aceite).
  • Utiliza técnicas más saludables como las cocciones al vapor, horno, parrilla, salteado, plancha, etc.
  • Evita las elaboraciones con derivados cárnicos (embutidos, bacon, etc)


Postres

  • Al menos una de cada tres opciones de postre será fruta fresca (entera o manipulada).

Otras consideraciones generales

  • Ofrece una jarra de agua en las mesas.
  • Lleva el salero a la mesa solo cuando lo soliciten los clientes.
  • Ofrece otras opciones más allá del menú tradicional: menú hecho de dos primeros + postre, medio menú+ postre o menú completo a base de medias raciones.

Una buena alternativa de la carne son las legumbres: aportan fibra, carbohidratos de absorción lenta, hierro y calcio. Además, son una buena fuente de proteínas cuando se combinan a lo largo del día con cereales, con la ventaja de que apenas aportan grasas saturadas, al contrario de lo que ocurre con las carnes y sus derivados. Las legumbres son sabrosas en forma de ensaladas, cremas, purés o estofadas. Hay opciones de estofados para invierno y ensaladas refrescantes para verano.

Preparaciones culinarias

  • Utiliza aceite de oliva virgen para los aderezos.
  • Evita la adición de gran cantidad de grasa (cremas, manteca, margarinas, mantequillas o una gran cantidad de aceite).
  • Utiliza técnicas más saludables como las cocciones al vapor, horno, parrilla, salteado, plancha, etc.
  • Evita las elaboraciones con derivados cárnicos (embutidos, bacon, etc)


Postres

  • Al menos una de cada tres opciones de postre será fruta fresca (entera o manipulada).

Otras consideraciones generales

  • Ofrece una jarra de agua en las mesas.
  • Lleva el salero a la mesa solo cuando lo soliciten los clientes.
  • Ofrece otras opciones más allá del menú tradicional: menú hecho de dos primeros + postre, medio menú+ postre o menú completo a base de medias raciones.

Categorías



New Call-to-action

¿Quieres saber más sobre
el Programa FOOD?