satisfaccion laboral

Satisfacción laboral: cómo influyen la flexibilidad y felicidad en el trabajo

La satisfacción laboral está asociada a un aumento de la lealtad de los empleados y un impulso a su productividad. Cada empresa trata de idear diferentes estrategias para garantizarla, buscando una plantilla más cohesionada, comprometida y que destaque por su alto rendimiento. Sin embargo, no siempre el foco de este tipo de planes es el adecuado.

Descargar guía gratuita

Felicidad y satisfacción laboral

Uno de los errores más habituales es confundir satisfacción laboral con felicidad en el trabajo. No son lo mismo. La satisfacción laboral es una actitud, por lo que debe contener componentes tanto cognitivos como afectivos (Eagly y Chaiken, 1993). Sin embargo, ha habido una historia de desajuste entre la definición de este constructo y su medición. Así, al medir la satisfacción en una empresa, primer paso para poder diseñar una estrategia que funcione, se emplean indicadores que ignoran sus efectos, planteando el componente cognitivo como enfoque predominante.

Para recoger métricas de satisfacción laboral en la empresa se recurre a instrumentos tales como los siguientes:

  • Cuestionario de satisfacción laboral.
  • Índice Descriptivo del Trabajo.

Ambos solicitan descripciones y evaluaciones de las características del trabajo, más que poner el foco en los sentimientos o las experiencias emocionales que tienen lugar durante el trabajo o dentro del entorno laboral.

El resultado es que no se llega a conocer bien el grado de satisfacción laboral de los empleados, ni los factores que influyen en él.

Por otra parte, la felicidad no es un término que se haya utilizado ampliamente en la investigación académica sobre las experiencias de los empleados en las organizaciones. Y no es por falta de interés en este aspecto, sino más bien por la confusión conceptual que se deriva de una considerable superposición con el concepto de satisfacción laboral.

La felicidad o las experiencias afectivas positivas en el lugar de trabajo tienen que ver con:

  • Juicios agradables (actitudes positivas).
  • Experiencias placenteras (sentimientos positivos, estados de ánimo o emociones).

Además, hay que tener en cuenta que, aparte de las diferencias individuales entre las personas, las cuestiones relacionadas con la felicidad varían dependiendo de las formas de trabajo.

La felicidad en el trabajo refleja experiencias hedónicas o creencias positivas sobre un objeto (por ejemplo, satisfacción del trabajo, compromiso afectivo, la experiencia de emociones positivas mientras se trabaja), cuestiones relacionadas con el aprendizaje / desarrollo, el crecimiento, la autonomía y la autorrealización.

Por último, es importante destacar que, aunque la satisfacción laboral suele estar directamente relacionada con la gerencia y sus decisiones, la felicidad de los empleados depende más de los compañeros de trabajo. De hecho, datos de un estudio recientemente publicado por JKSTalent muestran que:

  • La felicidad de los empleados está un 23.3% más relacionada con las conexiones con los compañeros de trabajo que con los supervisores directos.
  • Existe una fuerte correlación entre la felicidad de los empleados y su calificación de compañeros de trabajo con un coeficiente de correlación de 0.92 en comparación con un coeficiente de correlación de .74 entre la felicidad de los empleados y la forma en que califican a su supervisor directo.

Flexibilidad, autonomía y satisfacción laboral

Como se ha mencionado en líneas precedentes, flexibilidad y autonomía conducen a la felicidad en el trabajo. Pero, las ventajas de dotar a la plantilla de estos dos atributos van más allá, al constituir la base para el desarrollo de la satisfacción laboral.

La autonomía puede garantizarse de muchas formas diferentes, aunque, entre las más efectivas se encuentran las siguientes:

  • Líderes que saben delegar.
  • Capacitación a la plantilla para ayudarles a desarrollar nuevas habilidades.
  • Libertad para tomar decisiones.
  • Asignación de responsabilidades.
  • Demostración del impacto de la aportación de cada empleado en los objetivos de la empresa.
  • Horarios flexibles.
  • Gestión por objetivos.
  • Disponibilidad de herramientas adecuadas para el trabajo.

Por su parte, la flexibilidad no es una cuestión únicamente relacionada con la duración de la jornada laboral o su distribución; existen otras formas de garantizarla, como puede ser la retribución flexible.

 

Todos estos pasos ayudan a la empresa a avanzar hacia un modelo en el que la satisfacción laboral de sus empleados va en aumento, aunque, no hay que olvidar que, en último término, sentirse satisfechos con el puesto que se ocupa en la organización y las tareas asignadas dependerá de cada persona. Al tratarse de una cuestión de actitud, las personas más felices encontrarán más satisfacción con su trabajo, como demuestran las investigaciones de Nathan Bowling que confirma que si las personas son, o están predispuestas a ser, felices y satisfechas en la vida en general, entonces es probable que estén felices y satisfechas en su trabajo.

 

Descárgate la guía

Categorías

Suscríbete para recibir novedades:



New Call-to-action