Cómo acelerar el proceso de aprendizaje en un equipo de trabajo

La capacidad de adaptación está muy relacionada con el aprendizaje constante. Y es que para adquirir nuevos conocimientos uno tiene que estar abierto al cambio y ser flexible.

New Call-to-action  

Estas cualidades son imprescindibles para crear un equipo competitivo, innovador y a la vanguardia del mercado. En un mundo en el que todo cambia, surgen nuevas tecnologías a diario, descubrimientos… es necesario mantenerse actualizado.
El desarrollo de nuevas capacidades o conocimientos nos hace ser mejores que la competencia. Por eso, actualmente, la formación es un pilar muy importante para un negocio.
Sin embargo, a veces, la propia empresa no sabe cómo acelerar el proceso de aprendizaje de sus empleados.  Elizabeth Doty, de la Universidad Harvard y fundadora de Leadership Momentun, escribió recientemente un artículo sobre cómo promover la formación dentro de un equipo. Estos son sus consejos:

Reduce los tiempos y los procesos

Al igual que hacen los científicos, tu equipo debe ser capaz de llegar a una idea, ejecutar un experimento, comprobar si funciona y reflexionar sobre cómo mejorarla. Si esto no ocurre rápido y de forma fluida, el aprendizaje se bloquea.

Para acelerar los tiempos trata de incluir procesos de feedback o de puesta en común a lo largo de todo el proceso. Esto ayudará al equipo a pensar y a sacar conclusiones sobre el trabajo que están realizando.

Piensa como un arquitecto

Un diseñador o un arquitecto tiene que pensar cómo el espacio en sí mismo puede ayudarle a mejorar, por ejemplo, el tráfico de una ciudad. De la misma manera, canaliza la información útil y oportuna directamente hacia la persona que pueda sacarle mayor partido.
Si damos datos a la persona equivocada, esta nunca encontrará la relación con su trabajo y se perderá en un mar de dudas.

Mira a lo lejos

¿Sabe tu equipo qué opinión tienen los clientes sobre vuestro producto? La mayor parte de las empresas no tienen información en tiempo real y, sobre todo, no la comparten con los empleados.

Arrojar un poco de luz sobre este aspecto puede hacer que tus empleados aprenden mucho y, sobre todo, tengan nuevas ideas que ayuden a mejorar el producto.

Crea foros de aprendizaje

Cuando se crean procesos concretos para compartir conocimientos, revisar un proyecto una vez terminado, reflexionar sobre unos datos o explorar las causas de un problema… todo el mundo aprende.

Para que estos funcionen es fundamental dejar atrás las críticas individuales y pensar en conjunto sobre lo que funciona, en un ambiente de apertura y apoyo.
Con estos foros, además, los más jóvenes aprenderán a interactuar de igual a igual con expertos y los veteranos pondrán en práctica sus habilidades para resolver problemas, etc.

Confía en el tiempo

Como dice el refrán, quien mucho abarca poco aprieta. Y tus empleados, además de adquirir nuevos conocimientos, deben hacer frente a sus tareas del día a día. Buscad, en conjunto, el equilibrio perfecto para no dejar de lado ninguna de las dos cosas.

Como dice su artículo Elizabeth Doty, estos seis pasos son una buena forma de empezar a introducir nuevos sistemas de aprendizaje dentro de tu empresa. Cuando se convierta en una parte integral de tu compañía y tus equipos se adapten a ello, verás como en paralelo también se fortalece tu negocio siendo más innovador y competitivo.

 

Descargar guía gratuita
 

Categorías



New Call-to-action