técnicas para gestionar el estrés

7 técnicas infalibles para gestionar el estrés

Si en tu día a día, a veces, te inunda una sensación de agobio que no sabes cómo controlar entonces es que padeces estrés laboral. Este es un mal que afecta a más de la mitad de los trabajadores españoles, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), y tiene efectos negativos sobre la salud. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo ha calificado como una epidemia global.

Depresión, lesiones musculares, problemas dermatológicos… pueden tener su origen o verse agravados por el estrés. Diversos estudios indican que es la segunda causa de los problemas de salud relacionados con el trabajo.
Por todo esto, aprender a manejar el estrés es fundamental para minimizar la presión y reducir sus efectos sobre nuestro organismo. Las siguientes técnicas te ayudarán a gestionar los momentos de mayor tensión y a vivir en harmonía.

Huye del estrés

Debes empezar por intentar evitarlo. ¿Cómo? Utilizando distracciones, aceptando que no tienes control sobre la situación, utilizando más la palabra “no” cuando sientas que no puedes abarcar más…

Localiza la fuente de estrés

Conocerte bien y analizar la situación te ayudarán a identificar. Lidiar con el estrés sólo será posible si entienden los motivos por lo que surge esa sensación.

¡Respira!

Toma aire lento y profundo, unas cuantas veces. De este modo, estarás haciendo que tu corazón lata más despacio y que se reduzcan tus niveles de ansiedad. Utiliza esta fórmula en momentos de “emergencia” y no pares hasta que te sientas mejor.

Realiza descansos

El cerebro necesita hacer pausas, aunque sea un minuto por cada hora de trabajo. Bebe agua, estira las piernas y despeja tu mente.

Practica técnicas de relajación

Para manejar el estrés laboral, lo mejor que puedes hacer es entrenar tu mente. Algunas disciplinas como el yoga o la meditación ayudan a desarrollar un mayor autocontrol y gestión de las emociones. Además, como algunos estudios apuntan, aumenta la actividad de las zonas del cerebro que se encargan de las emociones positivas.

Haz deporte

Los expertos lo señalan como uno de los grandes aliados en el manejo del estrés laboral. Su práctica, de forma regular, nos hace liberar endorfinas (una hormona antiestrés) y nos ayuda a dormir mejor por las noches.

Duerme las horas necesarias

Entre 7 y 8 horas al día son imprescindibles para que descanse el cuerpo y, también, el cerebro. Verás como empiezas mejor el día y tus niveles de energía se disparan.
Incorpora estas prácticas en tu día a día para reducir el estrés laboral y tener una vida más feliz. ¡Y empieza mañana!

Categorías



New Call-to-action

CTA guia empleados felices sin gastos