Recomendaciones para planificar el IRPF antes del fin de 2016

Todavía quedan unos días para que termine el 2016, por lo que aún estás a tiempo de planificar tu gasto fiscal en este ejercicio y reducirlo. Para conseguir este ahorro, nos centraremos en el impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

A continuación, os dejamos algunos consejos siguiendo las recomendaciones del REAF-REGAF, órgano especializado en fiscalidad del Consejo General de Economistas:

1. Posponer gastos de clientes y proveedores a 2017

Aquellos gastos relacionados con clientes y proveedores que tengan lugar a finales del año pueden ser aplazados al año próximo, siempre que no superen los 2.000 euros anuales.

2. Adelantar gastos o aplazar ventas propios

Si llevas a cabo actividades económicas determinando el rendimiento neto en el régimen de estimación directa, en cualquiera de sus modalidades, puede interesarte aplazar las últimas ventas a primeros del ejercicio de 2017 o anticipar gastos antes de que termine el año en curso. Los expertos del Consejo General de Economistas lo llaman diferir el impuesto.

3. Crear empleo

Según el Régimen especial de incentivos fiscales para empresas de reducida dimensión, los elementos nuevos del inmovilizado material y las inversiones inmobiliarias podrán ser amortizados libremente siempre y cuando, durante los 24 meses siguientes a la fecha del inicio del período impositivo en que los bienes adquiridos entren en funcionamiento, la plantilla media total de la compañía se incremente respecto de la plantilla media de los 12 meses anteriores, y dicho incremento se mantenga durante un período de otros 24 meses.


La cuantía de la inversión que podrá beneficiarse del régimen de libertad de amortización será la que resulte de multiplicar la cifra de 120.000 euros por el referido incremento calculado con dos decimales (art. 102 de la LIS).

4. Renunciar al régimen especial si fuera el caso

Si al término del ejercicio se determina que el rendimiento es neto por estimación objetiva, y contamos con que en 2017 va a seguir haciéndolo porque no se prevé superar los límites de este año, los expertos recomiendan que “es el momento de echar cuentas y ver si tu rendimiento neto real supera o no llega al que le sale por módulos. En el segundo caso podría interesarte renunciar al régimen, teniendo en cuenta que la estimación directa conlleva obligaciones formales mayores”.

 

Llega el cierre del ejercicio fiscal, así que echa mano de todo tu papeleo y comprueba si alguna de estas condiciones de aplicable en tu caso. Todavía estás a tiempo de hacer algún ahorro en tu factura fiscal de 2016.

Categorías



New Call-to-action

Guía