coaching ejecutivo

Coaching ejecutivo: el camino más directo hacia la meta

El coaching ejecutivo es el proceso de orientación que apoya a directivo en la consecución de sus metas profesionales, a través de la guía y el asesoramiento experto de un mentor experimentado en quien confiar.


Cada negocio es único y el asesoramiento genérico no es un sustituto adecuado de la orientación personalizada, por eso es importante saber cuándo hay que recurrir al coaching ejecutivo. Afortunadamente, esta opción está abierta para quienes necesitan responder a sus preguntas difíciles y hacer de su organización un éxito.

Descargar el ebook  

¿Para qué sirve el coaching ejecutivo?

El coaching ejecutivo ayuda a que el individuo desarrolle las habilidades necesarias para tener éxito en su negocio, a la vez que responde acerca de las dudas que pueden surgir en este camino. Gracias al coach ejecutivo, el directivo de una empresa puede:

  • Refinar sus talentos.
  • Perfeccionar sus objetivos.
  • Guiar sus decisiones.
  • Avanzar hacia el éxito en su proyecto empresarial.

El proceso de coaching ejecutivo debe comenzar por una toma de contacto en profundidad con la organización. El coach deberá conocerlo todo sobre la empresa, desde sus propuestas de valor hasta sus clientes objetivo, hasta los desafíos que enfrentará, así como cualquier detalle relevante del día a día del negocio. También es necesario que pueda aprender sobre la visión de la empresa y los objetivos que el ejecutivo tiene para ella.

¿Cuáles son los objetivos del coaching ejecutivo?

Al igual que cada compañía es única, la visión de cada propietario de negocio es única también, y un coach de negocios necesitará saber hacia dónde se planea dirigir el proyecto. Partiendo de ese conocimiento, se avanzará hacia el establecimiento de objetivos relevantes y alcanzables para el equipo.

Estos objetivos serán aquellos a los que se deberá apuntar para crecer de manera eficiente y lograr la visión diseñada, a través de un conjunto de estrategias y planes de acción que se diseñarán con el apoyo del coach, siempre preparado para guiar al ejecutivo ante cualquier desafío que surja.

¿Hacia dónde avanza esta disciplina?

A medida que la industria de coaching ejecutivo continúa creciendo, también lo hace la cantidad de formas en que este nicho va a cambiar en un futuro no muy lejano. Entre las tendencias que destacan para Forbes algunos expertos en coaching ejecutivo, habría que prestar especial atención a las siguientes:

  1. Aumento de la regulación. La industria del coaching no está regulada actualmente, lo que significa que cualquiera puede llamarse coach. El aumento de la regulación probablemente comenzará a definir varios tipos de coaching, desde el coaching de carrera, al coaching de vida o el coaching ejecutivo. Por eso, es probable que una formación estandarizada requerida y la necesidad de credenciales para poder ejercer esta actividad de forma profesional se conviertan en la norma.
  2. Intersección del coaching ejecutivo con la consultoría especializada. Empezarán a verse coaches con una sólida experiencia en la industria. Y es que, a medida que los líderes se enfrentan a una presión creciente para obtener resultados a corto plazo y crear un futuro sostenible al mismo tiempo, se hace notoria la necesidad de contar con el apoyo de asesores que puedan ayudarles a encontrar orientación en medio de una realidad plagada de problemas complejos.
  3. Automatización del coaching. No se trata de convertir a los robots en coaches aunque sí que es cierto que la tecnología jugará un papel importante en el futuro del coaching ejecutivo. Los coaches se diferenciarán en el futuro conectándose a través de plataformas y pudiendo reunirse casi en cualquier lugar y en cualquier momento, independientemente de su ubicación física. Además, es muy probable que atraigan nuevos clientes a través de sesiones de microaprendizaje o gamificación, mientras aportan valor al brindar a sus clientes acceso a contenido más allá de sus consejos.
  4. Cuantificación del coaching ejecutivo. Aunque es cierto que los resultados del coaching ejecutivo son, en principio, intangibles, sí que se pueden apreciar. Las tendencias en esta disciplina apuntan a la capacidad para medir la diferencia entre el antes y el después. Lo que distinguirá a los coaches ejecutivos exitosos de los demás en los próximos años es su capacidad para demostrar resultados mensurables. Los clientes inteligentes solo elegirán organizaciones de coaching ejecutivo que puedan demostrar claramente cómo ayudaron a sus coachees a avanzar y, para ello, los profesionales del sector recurrirán a entrevistas previas y posteriores tipo 360, retroalimentación estructurada y otras herramientas para cuantificar y calificar los resultados.

¿Cuáles son los beneficios del coaching ejecutivo?

A lo largo de todo este proceso, los coaches ejecutivos constituyen una fuente inestimable de información y asesoramiento personalizados que aporta grandes beneficios a la organización, como:

  1.    Retorno de la inversión. Un estudio realizado por MetrixGlobal LLC mostró que las empresas que pagaron por el coaching vieron un retorno de 7.90 dólares americanos por cada dólar invertido en coaching ejecutivo.
  2.    Aumento de la productividad. Un informe de la Personnel Management Association mostró que los ejecutivos que recibieron coaching y capacitación combinados aumentaron su productividad en un 86%, en comparación con un aumento del 22% en la productividad de los ejecutivos que sólo recibieron capacitación.

No es de extrañar que el 40% de las empresas de Fortune 500 utilicen el coaching ejecutivo. Como revela un estudio de Hay Group.

 

Sin embargo, hay que saber elegir el tipo de coaching ejecutivo más adecuado al negocio. No es lo mismo una compañía Fortune, que una PYME. Por eso, es importante seleccionar a los profesionales especializados en el área y con experiencia en el trabajo con organizaciones del tamaño de la propia.

 

Para Eric Schmidt, ex director general de Google, contratar a un coach de negocios fue la mejor decisión profesional que jamás hubiera tomado. Y no es el único, Steve Jobs o Bill Gates encabezan una larga lista de directivos y empresarios famosos que se han beneficiado del coaching ejecutivo.

 

New Call-to-action

Categorías



New Call-to-action