4 formas de motivar a tus empleados aplicando la teoría de Maslow

17 de Marzo de 2016

Motivar a tus empleados es sencillo teniendo si tienes en cuenta sus necesidades personales. Te damos 4 claves para conseguirlo.

La Pirámide de Maslow es una de las teorías más conocidas dentro de la psicología humana.


La teoría resume en 5 niveles las necesidades de todo ser humano: necesidades fisiológicas como comer o dormir, la necesidad de sentirse seguro y protegido, de vivir en sociedad y pertenecer a un grupo, de reconocimiento y, por último, la autorrealización personal.


Esta teoría es fácilmente aplicable al entorno empresarial, concretamente en el campo de la motivación laboral.

¿Cómo puede la empresa acompañar a sus empleados durante las diferentes etapas de la Pirámide de Maslow?

Es posible adaptar la jerarquía de necesidades dentro del ámbito laboral teniendo en cuenta que los empleados tienen una necesidad de superación profesional: tener trabajo con un sueldo que permita un nivel alto de bienestar
, disfrutar de un buen ambiente laboral
, tener libertad de decisión y conseguir éxito en nuestras carreras profesionales son sólo algunos ejemplos.


Estos son algunos ejemplos de cómo las empresas pueden ayudar a sus empleados a cubrir sus necesidades:


1. A través del salario


El salario de los empleados es el elemento motivacional más importante. Es el dinero que ganamos con nuestro trabajo lo que nos permite cubrir los 2 primeros niveles de la pirámide. Si el salario ofrecido no da para cubrir dichas necesidades, será difícil mantener a los empleados motivados.


Por ello, un incremento en el salario influirá positivamente en que el empleado cubra no solamente sus necesidades básicas sino también los siguientes niveles.

2. Ofreciendo beneficios sociales


Ofrecer beneficios sociales también puede cubrir las necesidades básicas de tus empleados.


Algunos beneficios típicos en las empresas como los seguros médicos, coches de empresa o guarderías permitirán a tus empleados a satisfacer con menos esfuerzo tanto el nivel básico como el de seguridad y protección.

 

3. Ofreciéndoles un desarrollo profesional adecuado


Una vez superados los niveles más básicos de la pirámide, toca dar paso a la superación de las necesidades de estima.

 

Una de las acciones más efectivas a la hora de satisfacer dichas necesidades es a través de un desarrollo profesional adecuado que potencie el conocimiento y la confianza de los empleados. Los empleados tienen que sentir que avanzan en su carrera, que aún tienen cosas que aprender y que aportar.

 

4. Reconociendo sus méritos


Reconocer los méritos de los empleados es especialmente efectivo para ayudar a satisfacer sus necesidades de estima y realización. Con ello también se mejorarán las relaciones internas haciendo tu lugar de trabajo un lugar óptimo donde trabajar, lo que a su vez potenciará su motivación y productividad.

 

Sin duda alguna, contar con empleados satisfechos es una de las claves de éxito empresarial, obteniendo únicamente beneficios de ello: retención del mejor talento, creación de un buen ambiente laboral, mayor implicación e incremento de la productividad son sólo algunos de ellos.

 

Y tú, ¿ayudas a que tus empleados cubran sus necesidades?

Guía