Invierte en el desarrollo profesional de tus empleados

03 de Agosto de 2015

Vivimos en un tiempo apasionante donde los cambios llegan rápido, a velocidades nunca antes sospechadas. Estos cambios también se dan en el mundo laboral, obligando a los trabajadores a renovar sus conocimientos continuamente. “El progreso consiste en renovarse” dijo una vez Miguel de Unamuno.

Sólo invirtiendo tiempo y recursos en el desarrollo profesional de sus empleados las empresas podrán ser innovadoras y adaptativas a las nuevas situaciones del mercado. Es decir, el éxito. Para lograrlo, es necesario idear una serie de trayectos en los que el empleado pueda desarrollar su carrera.

 

Una tendencia en alza es el desarrollo horizontal donde el empleado logra enriquecer sus competencias. Como podemos suponer, esto beneficia tanto a los trabajadores como a la empresa. Para los empleados, descubrir nuevas habilidades y fomentar un camino laboral nuevo puede ser un soplo de aire fresco. Para tu empresa, invertir en tu empleados será una de las claves del éxito ya que:

 

1. Cubrirás posiciones clave rápidamente


La formación interna que reciben los empleados permite que éstos adquieran los conocimientos necesarios para desempeñar con mayores garantías distintas posiciones. Esto es especialmente interesante cuando nuestra empresa presenta una alta tasa de rotación de los empleados o de jubilación, puesto que nos permitirá cubrir los puestos vacantes con mayor agilidad.

 

2. Identificarás a los empleados con talento directivo


El desarrollo profesional es necesario para poder sacar a la luz y potenciar las habilidades directivas de los empleados al ponerles en dicha situación. Por ello, con el objetivo de reducir riesgos y acompañar al empleado en su progresión. El desarrollo directivo debe ser progresivo.

 

3. Mantendrás un nivel de motivación alto


Mantener a tu personal motivado es indispensable para alcanzar los objetivos laborales planteados. Cuando un empleado se siente estancado, un cambio de tareas o de posiciones podrá reactivar su motivación. Por ello, debemos identificar y gestionar dicho estancamiento para poder ofrecer un desarrollo profesional que, no nos olvidemos, necesita todo trabajador.

Estas razones son lo suficientemente importantes para que cualquier empresa implemente en su estrategia planes de desarrollo profesional si es que quieren sobrevivir en un entorno global cada vez más competitivo. Lograr el éxito empresarial está en tus manos.