La conciliación laboral y familiar de tus empleados

24 de Agosto de 2015
Compaginar la vida laboral y familiar es una prioridad para los empleados con hijos. Pese a que las empresas son cada vez más flexibles a la hora de confeccionar horarios y condiciones laborales, lo cierto es que aún estamos un tanto lejos de otros países europeos en términos de conciliación.
La vida no es fácil para los padres de familia. Pasamos más horas en sus puestos de trabajo que con sus hijos. Como muestra, un dato alarmante: el 80% de los empleados afirma tener problemas para conciliar trabajo y familia. 

¿Qué puedes hacer para favorecer la conciliación laboral de tus empleados?

Como empresa, está en tus manos facilitar a tus trabajadores la oportunidad de compaginar trabajo y familia. Además, ser una empresa socialmente responsable conlleva grandes beneficios:
  1. Mejora la imagen y reputación de la compañía, ayudando a captar al mejor talento y a nuevos inversores.
  2. Mejora el clima laboral, reduciendo el absentismo y la rotación de los empleados y, con ello, aumenta su productividad.
Te damos 3 claves indispensables para lograrlo:

1. Adaptar los horarios laborales

La modificación y adaptación de horarios es la primera acción que debemos tomar para facilitar la conciliación laboral y familiar. La implementación de la jornada intensiva resuelve este problema ya que permite distribuir el tiempo de manera más efectiva.

Adelantar el horario de entrada y reducir el tiempo de comida a 30 minutos es suficiente para poder asegurar el fin de la jornada antes de las 18 horas, dando grandes facilidades a la hora de conciliar la vida familiar.

Otra medida interesante es implementar una política de horarios flexibles. Actualmente, sólo uno de cada nueve trabajadores tiene flexibilidad horaria. Debemos tener en cuenta las horas de entrada y salida de los colegios y el transporte de los pequeños (entre otras cuestiones) para poder facilitar a los padres una correcta atención de su familia.

Por último, un cambio en la cultura empresarial es indispensable: deberéis aprender a no fijar reuniones fuera del horario laboral y a respetar la vida familiar de todos los empleados (incluida la tuya propia).

2. Deslocalización del trabajo

El teletrabajo está a la orden del día, siendo una modalidad cada vez más implementada en nuestro país. Dar libertad, no sólo de horarios sino de localización, es esencial para la conciliación laboral y familiar. Por ello, debemos dar más importancia a los resultados obtenidos por nuestros empleados que a las normas inflexibles que los gestionan.

3. Ofrecer soporte para el cuidado de los niños

Una empresa familiarmente responsable debe ofrecer otro tipo de soluciones complementarias a las citadas anteriormente a la hora de facilitar el cuidado de la familia de sus trabajadores.

Una opción es ofrecer recursos (información y facilidades de contratación) sobre guarderías, por ejemplo. Facilitar el acceso es una gran ayuda que las empresas no deben desestimar. Además, también se puede dar soporte a los empleados para sufragar los gastos derivados de ello. Este apoyo podría formar parte de un plan de remuneración flexible del empleado, como es el caso de Ticket Guardería de Edenred, que supone un ahorro medio de 75€ al mes a los empleados ya que les permite beneficiarse de importantes ventajas fiscales.

La felicidad de tus empleados debe ser una prioridad para tu compañía. La conciliación de la vida laboral y familiar es clave para lograrlo.

Si aún te quedan dudas sobre la importancia del tiempo libre y el descanso, mira esta charla TED del diseñador Stefan Sagmeister donde explica cómo tener más tiempo libre mejoró su vida. https://www.ted.com/talks/stefan_sagmeister_the_power_of_time_off