Cómo motivar a empleados desmotivados

Hablamos de la motivación y de su importancia para el funcionamiento de la empresa. La felicidad es uno de los factores que más influye en el rendimiento de los trabajadores.

Cómo saber si un empleado está desmotivado

Existen algunas conductas que revelan la desmotivación de un trabajador. Un empleado está desmotivado cuando:
  • Llega tarde habitualmente
  • Se queja constantemente de su trabajo
  • Disminuye su efectividad
  • Deja tareas a medias de hacer
  • Se resiste a los cambios
  • Siempre está de mal humor
  • Tiene conflictos con sus compañeros
  • No participa en las actividades fuera del trabajo
  • No colabora con el equipo
  • Solo se motiva por el sueldo
La desmotivación dentro de un equipo de trabajo es un problema para una empresa. Tener trabajadores motivados es fundamental para la productividad. Si tenemos gente feliz en nuestra empresa, trabajarán más y mejor.

Qué hacer con un trabajador desmotivado

Un empleado que no disfruta con su trabajo tiende a ser menos eficiente. Además, su mala disposición hace que los demás se vean afectados. Genera mal ambiente y los compañeros se cansan y entristecen. Lo más recomendable es prevenir estas cosas. Tomar medidas con anterioridad para que ningún empleado se desmotive. Cuando ya no hay más remedio, debemos seguir unos ciertos pasos: .

1.Conocer el motivo.

Saber el origen del malestar. Por qué se produce. La causa puede venir por el propio trabajo o por un motivo externo. Si se trata de un motivo laboral, hay que analizar qué circunstancias o personas lo han provocado. Si es por una circunstancia personal, debemos hablar con el empleado. Tenderle la mano y comprenderle es la mejor manera de abordar la cuestión. .

2.Intentar recuperar al empleado.

Una vez localizada la causa, debemos recuperar al trabajador. Hay que pensar que cada persona aporta algo bueno al grupo. Aunque esté en un mal momento, si el empleado desmotivado es bueno en algo, debemos motivarle. . Para ello y desde la visión de jefe, hay diversas pautas. Estas deben también, y como se ha dicho antes, aplicarse de manera habitual. Pueden servir para prevenir problemas de desmotivación y hartazgo. Para ello, como jefe, debes seguir estos pasos:

Valora al empleado

Dándole a conocer sus capacidades y formándole en su materia y en otras.

Establece un objetivo común

Así unes al grupo. Ofrece metas para las que trabajarán unidos.

Evalúa al empleado

Y dale importancia a su trabajo. Ofrécele críticas constructivas o dale la enhorabuena cuando se lo merezca.

Da ejemplo

Además de mandar, el jefe debe trabajar codo con codo con el empleado. Ofrécele tu ayuda y recuérdale que eres un compañero más.

Valora su opinión

Pídele consejo. Que vea que valoras sus ideas, ya sea sobre trabajo o sobre cuestiones de la empresa, como cambios.

Explica tus decisiones

Con detalle y centrándote en las causas y las consecuencias. Recuerda que estas afectan al ambiente de trabajo de los empleados.

Genera buen ambiente

En la empresa. Sé amable y divertido cuando sea conveniente. Preocúpate por las condiciones de los empleados. Procura la unión. Que seáis una piña.


CTA guia empleados felices sin gastos